Hace un par de meses buscaba una opción para ejercitarme sin tener que ir a un gimnasio o parque dado la falta de tiempo que tenía por el trabajo.

Desde siempre mi opción de ejercicio había sido correr pero por alguna u otra cosa deje de hacerlo por cerca de un año. Así que no tenía condición, me la pasaba trabajando sentada por algo así como 10 horas al día y mi cuerpo se sentía fatal, en especial la espalda. Demasiado estrés acumulado.

El sentido común me indico que para aliviar ese dolor de espalda debía estirarme, y así comenzó todo, con unos estiramientos que hacia cada que me cansaba de estar sentada. Algo así como una vez cada dos horas.

Como todo, el cuerpo va pidiendo más y los estiramientos simples fueron cambiando por posturas de yoga. Hatha, Vinyasa y por último Ashtanga.

Y dio resultado. No me volví una experta, pero mi cuerpo comenzó a sentirse mejor: mayor flexibilidad, menos dolores, más fuerza, menos peso, mejor calidad de sueño, pero sobre todo menos estrés. Todo con tan solo unos minutos repartidos a lo largo del día: media hora por la mañana, media en la noche y tres series de 15 minutos a lo largo del día.

¿Que como hacia tanto? Mientras veía tv, esperaba que se destrabara Autocad o en una escapada por un snack.

Según estudios que se han hecho la práctica constante de Yoga genera importantes beneficios para males contemporáneos, entre los que podemos mencionar están:

  • Aumento de la flexibilidad y movilidad de las articulaciones
  • Aumento de la masa ósea, evitando la osteoporosis
  • Mejora la circulación y fortalece el corazón
  • Disminución del cortisol y presión arterial
  • Control y alivio del dolor crónico
  • Mejora el estreñimiento y problemas como el colon irritable
  • Funciona como ejercicio cerebral (como si hicieras matemáticas)
  • Pérdida de peso y tonicidad muscular

A todo lo anterior se le suma que al practicarlo estas meditando. En realidad no cuentas repeticiones o minutos como en otras formas de ejercitarte, sin darte cuenta te concentras en tu respiración y en la posición espacial de tu cuerpo para mantener la postura.

Con todos estos beneficios que te ofrece, ¡¿Qué esperas para practicarlo?! Es el ejercicio perfecto para la oficina.

Por no saber cómo hacerlo o que posturas hay, no te preocupes. Se encuentran publicadas desde hace algo así como 2000 años. En la actualidad puedes encontrarlas en libros, internet o gimnasios.

Aquí les dejo una serie de posturas básicas de yoga

13

 

Artículos Relacionados

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.