Si no leíste la primera parte de este artículo, tal vez quieras hacerlo aquí

No puedo evitar sentir “saudades” de Brasil, y sobre todo algo de envidia al ver en mi Facebook las fotos de mis amigos que están llegando a Brasil para participar en la Copa del Mundo como voluntarios o turistas o para visitar el espectacular país tropical. Brasil es un país que siento que conozco desde hace mucho tiempo a pesar de solamente haber estado no más de 20 días en el país amazónico. Como decía en mi post anterior, en el que comencé la lista de las diez cosas locales que no puedes dejar de hacer en Rio de Janeiro, son muy afortunados los que visiten Brasil en los siguientes días para el Mundial: les va a encantar. Para los nostálgicos que no estaremos en Brasil este verano, no perdamos las esperanzas: todavía nos quedan las Olimpiadas.

Rio es, en mi opinión, la estampa perfecta de lo que Brasil significa para mi: diversidad de razas, culturas y colores de piel, diversidad de climas y recursos naturales y sobre todo el firme deseo brasileño de disfrutar de la vida en cada segundo. Estar en Rio ha sido de lo mejor en este año (y en mucho tiempo también) y no quisiera guardarme los secretos que Rio guarda y que tuve la dicha de conocer de la mano de una verdadera carioca da gema (de nuevo, muito obrigado Clarissa). Rio y sus lugares no tan turísticos se esconden en cada rincón y en cada esquina, solamente hay que saber buscarlos para que puedan ser encontrados.

5. ABC da LapaUna portuguesa, una brasileña y un mexicano entran a un bar. Parece chiste pero es así como inició mi última noche en Rio, hace ya algunos meses. Dispuestos a pasar mi última noche en Rio despiertos (para “conectarla” y subirme “en vivo” al avión) y disfrutando de todo lo que hubiera a nuestro alcance, decidimos dirigirnos hacia Lapa: una de las zonas que atrae a más turistas y que reúne a miles de locales alrededor de mesas llenas de caipirinhas. El lugar ideal para hacer un pub crawl: decenas de bares y comercios a walking distance, con infinidad de opciones para todos gustos y sabores, conjuntando música en vivo y ambiente agradable para casi todas las edades.

El escenario: el barrio de Lapa, en el corazón de Rio. El presupuesto: limitado. El objetivo: una caipirinha por cada letra del abecedario, en un bar que comience con la misma letra del abecedario. El resultado: solamente llegamos a la letra C.

Recomendar un lugar en Lapa puede resultar difícil considerando la enorme oferta gastronómica existente. Para la primera caipirinha, nos dirigimos a Arco Íris da Lapa, seguimos en Belmonte, y ya más entonados, terminamos en Casa da Cachaça. Los tres bares están totalmente recomendados: cada uno con un encanto único. Y para los escépticos que creen que con tres caipirinhas sencillamente no puedes terminar saciado, tal vez deberían saber que hay cachazas con una concentración etílica de hasta 70 u 80 por ciento. Juzguen por ustedes mismos.

Por último les recomendaría un sitio que si bien no es tan local, sí que vale mucho la pena: Rio Scenarium. No diré mucho más, les dejaré descubrirlo por ustedes mismos.

ABC na Lap

Cortesía de The New York Times – Travel http://www.nytimes.com/2006/11/26/travel/26next.html?pagewanted=all&_r=0

4. Praias dos surfistas. Ya hablamos de las playas en la primera parte del artículo (si no lo has leído, deberías estar haciéndolo aquí), pero permítanme que insista: Rio de Janeiro es privilegiado por tener algunas de las mejores playas del mundo, para todas las edades y todos los gustos.

Ya mencioné un par en la primera parte de esta lista (de nuevo, aquí, aquí, aquí), pero ahora me concentraré en un par solamente: Prainha y Grumarí.

No es que sea un experto surfista o que tenga experiencia en el ámbito, pero no se necesita ser conocedor del tema para darse cuenta de que las mejores olas de Rio están aquí. Se llega fácilmente manejando, dirigiéndose hacia el oeste de la ciudad, pasando la Barra da Tijuca. No son playas muy concurridas (el oleaje suele ser más fuerte y el acceso requiere de buscar un poco) pero valen definitivamente la pena. Relájate en la comodidad de un camastro, lleva suficiente bloqueador, siéntate y disfruta del Atlántico mientras te tomas una Antartica o un coco. No te vas a arrepentir.

Cortesía de Españoles en Rio http://espanolesenrio.blogspot.mx/2013/01/prainha-y-grumari-playas-salvajes-de.html

Cortesía de Españoles en Rio http://espanolesenrio.blogspot.mx/2013/01/prainha-y-grumari-playas-salvajes-de.html

3. Sertanejo na quinta-feira: quintaneja. Hay un género de la música brasileña un tanto difícil de explicar pero muy fácil de ejemplificar: “nossa, nossa, asi você me mata”. Todos oímos alguna vez el famoso Ai se eu te pego, de Michel Teló: pues bueno, eso también es sertanejo. Si bien no es el mejor ejemplo del sertanejo, digamos que equivale un poco al country de Estados Unidos. No juzguen solamente por el coro pegajoso de “ai-seu-chi-pego”, créanme, se pone mejor.

Jueves en portugués se dice quinta-feira. Cuando sertanejo meets quinta-feira, ¿qué se obtiene? Exacto: quintaneja. Hay muchos bares y clubs que ofrecen música en vivo de este tipo los jueves por la noche. Boate 021 es solamente uno de ellos. Si decides ir, prepárate para escuchar algunas de las canciones clásicas de sertanejo, o más bien bastante. Está bien si al final de la noche decides que simplemente no es tu género: lo importante es que conocerás que hay más música brasileña después del funk(y), la samba y la bossa-nova. Inténtalo.

quintaneja

2. Por do sol, en ArpoadorVer el sol tocar el agua al atardecer puede resultar difícil en un país como Brasil que tiene una costa que encara al Atlántico. ¿Por qué? Piensen, piensen, piensen. Tic-tac. Hagan cuentas, el sol nace por el Atlántico y se pone por Pacífico, no al revés. Coleccionar atardeceres es saludable, pone de buenas, alegra al corazón y sale barato además. Uno de los spots preferidos de los cariocas para ver el atardecer es un conjunto rocoso entra Ipanema y Copacabana. ¿Su nombre? Arpoador.

Es el primer atardecer en mi colección en el que la gente allí reunida aplaudió cuando el sol dejó de verse, tragado por el Atlántico infinito.

Sube con tiempo, tómate unos minutos para caminar desde Ipanema o desde Copacabana (desde Lelbon inclusive si tienes más tiempo). Pasa por algún café o una bebida, lleva algo de comer si así lo prefieres, no olvides los lentes de sol (o si), la cámara fotográfica y sobre todo buena compañía (o un libro si prefieres tener un momento a solas).

La puesta de sol en Arpoador es de las imágenes mentales que llevaré hasta el final de mis días, en definitiva. Una experiencia que sin duda, recomendaría a cualquiera que visite Rio de Janeiro.

Por do sol

1. Morro Dois IrmãosEntendamos algo: Rio es una ciudad entre el océano y las montañas. Es por eso (y por algunas razones más) que Rio de Janeiro es una ciudad única: atrapada entre el agua y las formaciones rocosas (los morros). Uno de los tantos que custodian a la cidade maravilhosa es el Morro Dois Irmãos (Dos Hermanos). Desde 1992, reconocido nacionalmente como el Parque Natural Municipal do Penhasco Dois Irmãos, este paraíso tropical ofrece la opción de llegar hasta la cima tras una caminata ligera de unos 60 minutos aproximadamente.

Mi recomendación para hacer esta trilha (caminata) es contratar a un servicio especializado, por ejemplo, el de Ana Lima y la compañía que fundó: Trilha Dois Irmãos. No digo que sea la única manera de subir, puesto que debe haber muchos otros negocios que ofrezcan servicios de guías parecidos para llevarte a través de las favelas y la selva, hasta la cima del monte; lo que digo es que recomendaría contar con la asistencia de un especialista, ya que si bien el camino no parece difícil, nadie quiere perderse con cara de turista a la mitad de una favela, o en medio de una selva casi amazónica. El camino tampoco está indicado por señales ni nada y dudo que tu Google maps sirva de mucho, pero si quieres hacer la caminata por tu cuenta, solamente recuerda que te lo advertí.

El esfuerzo físico, si bien no es exhaustivo (a menos que hayas ido de fiesta la noche anterior – no lo vuelvo a hacer), será recompensado cuando llegues al final del recorrido. ¿Qué te encuentras en la cima? Simplemente, una de las vistas más espectaculares de la ciudad: la postal carioca por excelencia desde donde podrás ver algunos de los puntos más representativos de la ciudad como el Maracanã, el Cristo Redentor o el teleférico del Pão de Açúcar.

Sentir la brisa marina en la cara, sentirse infinito. No te puedes perder por nada del mundo esta caminata que termina en una de las más bellas panorámicas de Rio: con esto sabrás que tu visita en la ciudad maravillosa estará completa.

Seguro que como yo, al final de la trilha te quedarás con ganas de sobra por volver. Rio, até siempre!

 Morro dos Dois Irmãos

 

Recibo con gusto sus comentarios. Hasta la próxima.

JG

@soyjosegilberto

 

Sobre El Autor

Ingeniero en negocios, consultor financiero. Trying, people. World traveler de tiempo parcial, a veces nini de tiempo completo. Políglota wannabe. Estudiante de maestría. Administrador de proyectos en potencia. Tratando de no ser una persona normal desde 1991.

Artículos Relacionados

2 Respuestas

    • José Gilberto

      ¿Recuerdo una pequeña bifurcación en el camino a la mitad de la subida por la vegetación? En efecto, si estás familiarizado con el recorrido, te parecerá muy simple: de hecho es solamente seguir subiendo. La favela (Vidigal), en efecto me pareció tranquila. Como dije, solo o acompañado, es posible llegar.

      Adicional al recorrido hacia la cima, nuestra guía nos mostró algunos de los puntos mas característicos de Vidigal: nos habló de un grupo de teatro ambulante y nos mostró como se aprovechan los recursos naturales en proyectos de reciclaje, entre otros datos interesantes. Hasta nos regaló un mapa de la favela diseñado por un local. No es que quiera que soliciten los servicios de la compañía que sugiero, es solamente reconocer cuando un servicio te deja satisfecho. Fue muy bueno conocer una favela con los ojos de un habitante de la misma.

      Saludos Espanoles en Rio y gracias por sus comentarios. ¡Sigan disfrutando!

      Responder

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.