Bombas nucleares, utensilios de la legítima violencia del Estado con la función de hacer notar la capacidad de destrucción del país poseedor.

El pasado 6 de Enero, Corea del Norte, realizo su 4to ensayo nuclear con una bomba de hidrogeno, las miradas de la prensa internacional se dirigieron hacia el país con su típica mirada de indignación; la propaganda anti comunista hizo uso de las formas de expresión más alarmistas y controversiales que pueden utilizarse contra un régimen del que, casi nadie que viva dentro de la cultura occidental, sabe nada. Uno de los artículos más tristes que podemos encontrar está escrito en el blog de Cultura Colectiva bajo el título: “15 Datos que no sabías sobre Corea del Norte que te harán sentir más cerca del fin del mundo” [1], un título muy acertado, ya que la dosis estrafalaria de cada uno de estos mitos logra incidir en la percepción que tenemos en occidente sobre Corea del Norte.  En ese artículo se hace mención de varios mitos inventados por los medios dirigidos por el mecanismo de propaganda anticomunista norte americana.

Podemos encontrar una correlación hipotética entre la percepción general que se tiene sobre Corea del Norte, pues entre mayor sea actividad militar defensiva de estados unidos, es aumentada la opinión negativa sobre el país comunista; en 2013 Nor-Corea realizó su 3ra prueba nuclear, cuestión que disparó una línea propagandística que lograba infundir el miedo global, con títulos como “Corea del Norte prohíbe montar en bici a las mujeres”, “Corea del Norte impone peinado a sus ciudadanos” o “Corea del Norte podría atacar el 15 de Abril, para conmemorar el nacimiento de su fundador”[2]  y otros más, sin mencionar la película del siguiente año “The Interview” que resulto una escandalosa comedia que supeditaba la seriedad del régimen nor-coreano.

Para comprender el conflicto, que aun con el armisticio mantenido entre Corea del Norte y Corea del sur, es importante integrar al mejor ingrediente de la discordia, Estados Unidos, pues es la mayor influencia para que una guerra terminada ya hace 63 años no concluya del todo. Bajo el pretexto cruel de que su protectorado sud-coreano bajo tutela norteamericana permanece en constante peligro por las acciones realizadas por el programa nuclear nor-coreano; no obstante este programa ha tenido actividad práctica desde el año 2006, es decir, la supuesta amenaza ha logrado su cometido, en parte, pues ha podido posicionar su importancia geopolítica a través de una estrategia que se explica en la doctrina militar MAD (Mutual Assured Destuction) o destrucción mutua asegurada, en la cual el uso completo de armas nucleares por uno de los lados opositores, podría resultar efectivamente en la destrucción de ambos, y por su puesto las posiciones tanto del atacante como del defensor sólo estarían determinadas por el plano político más que por la primer nación en lanzar el material nuclear, esta estrategia de disuasión, nació en Estados Unidos, sin embargo no exime a los países que obtengan material nuclear.

La disuasión resulta una forma de asumir una postura defensiva y encaminada a un acuerdo progresivo de paz definitiva, si bien Corea del Norte se ha empeñado en mantener esta postura, ha sido por varias razones que históricamente han levantado el ánimo belicoso del país comunista, una de estas fue el rechazo de la propuesta hecha a Estados Unidos por parte de la República Popular de Corea del Norte, que contenía estas 4 condiciones:

 

  1. Un tratado de paz para poner fin a la guerra
  2. La reunificación de Corea, temporalmente dividida en Norte y Sur
  3. El final de la ocupación estado unidense y la suspensión de los simulacros de combate anuales, de un mes de duración entre E.U y Corea del Norte
  4. Negociaciones bilaterales entre Washington y Piongyang para acabar con las tensiones en la península de corea [3]

 

Es claro que E.U no quiere por ninguna circunstancia la paz y ha calificado a Corea del Norte como un villano mundial más en su lista, en conjunto con Iraq e Irán; pero tiene sus razones especiales para cargar su peso institucional y militar sobre nor-corea, ya que se trata de un país con una estructura ideológica muy bien arraigada, el comunismo, antítesis racional del liberalismo y sus implicaciones. Es por eso que E.U ha hecho todo para mantener el conflicto vivo, pues desaparecer al comunismo de la faz de la tierra significaría para el Estado occidental su seguridad en términos imperialistas, ya que como dijo Donald Rumsfeld antes de mandar tropas a Iraq “La guerra se habrá ganado cuando los estado unidenses vuelvan a sentirse seguros”, y así también repetida múltiples veces esta frase por el exmandatario George W. Bush. Aunque es real que el peligro existe a causa de la obstinada política anticomunista de E.U, esto es como dice el sociólogo Zygmunt Bauman :

“ Es una fantasía que ha sido exagerada y distorsionada por los políticos, es una oscura ilusión que se ha difundido entre los gobiernos de todo el mundo, los servicios de seguridad y los medios de comunicación internacionales, sin ser cuestionada en lo más mínimo” (Bauman, 2013)

Aunque para estas fechas le añadiríamos a estas palabras, lo elocuentes que han sido los contratistas de la defensa militar estado unidense en exhortar a los legisladores continuar y reforzar sus políticas en defensa militar, con el ventajoso aprovechamiento de los conflictos internacionales para aumentar las ganancias de sus empresas.[4] Esto sin ningún sustento que corrobore las verdaderas intenciones de nor-corea, solamente ha sido el interés particular en mantener su hegemonía económica, ideológica y política lo que hace que E.U mantenga esta posición.

Por otro lado, los mitos que envuelven a Corea del Norte son absurdos y llamativos; es cierto que el régimen nacionalista nor-coreano es rígido, pero el comunismo que práctica es un comunismo que opta por los progresos en el contexto del mundo contemporáneo, por ejemplo, se han abierto ciertas zonas especiales que pretenden desarrollar un capitalismo mínimo en la región para llevar una mayor modernización a su sociedad, así lo que hay detrás de la segunda condición rechazada por estados unidos, resulta verosímil ya que las pretensiones son aún mayores, como lo es, mantener el lado sur de la frontera con su característica capitalista pero esta vez con autonomía.

Para nosotros es difícil entender el comunismo nacionalista Nor-Coreano, antes, un estalinismo tardío fusionado con las tradiciones coreanas, que implicaban un modelo jerárquico basado en la herencia cultural de la dinastía anterior[5], es decir con ciertos rasgos de confusionismo, reservando una élite aristocrática hereditaria. Sin embargo con el paso del tiempo la ortodoxia y las tradiciones coreanas en la sociedad han sido modificadas desplazándose hacia un marxismo-leninismo, en conjunto con su ideología autárquica, la ideología “Juche” que funciona por su capacidad de dependencia por sus propias fuerzas nacionales, antítesis ideológica del “flunkeyismo”, que significa la actitud servil ante lo extranjero; esta visión de su independencia del comunismo feudal, antes soportado por la Unión Soviética, nos da un panorama de lo que la visión política del norcoreano significa, pues no hay elementos imperialistas en su estrategia de posicionamiento (MAD) de hecho los países nacionalistas por lo general optan, en su condición defensiva contra opositores tanto internos como externos, por la propaganda defensiva y no ofensiva o agresiva. De hecho el último mensaje para la estructura del partido comunista de Mexico, fue hecho en 2013 por el canciller para occidente de la República Popular Democrática de Corea  después de haber sido declarado oficialmente el “estado de guerra” contra E.U, fue uno de persuasión defensiva y unificador de los cuadros comunistas mundiales.

Debemos saber que en 1965 el exmandatario nor-coreano Kim Il Sung, entonó un discurso en Indonesia en dónde justificaba la ideología Juche a la comunidad internacional como una solución a los problemas de países en vías de desarrollo, adquiriendo en su sentido occidental un entendimiento de su independencia política, autosuficiencia económica y la autodefensa militar. Tomemos en cuenta que México es un país en vías de desarrollo y opuestamente a la perspectiva norteamericana sobre el comunismo, nosotros no tenemos por qué temerle a nor-corea.

 

 

[1] http://culturacolectiva.com/15-datos-que-no-sabias-sobre-corea-del-norte-que-te-haran-sentir-mas-cerca-del-fin-del-mundo/

[2] http://depyongyangalahabana.blogspot.mx/2013/12/manipulacion-contra-corea-del-norte-2013.html

[3] http://www.globalresearch.ca/the-dangers-of-war-what-is-behind-the-us-north-korea-conflict/5329307

[4] http://sputniknews.com/politics/20160108/1032837828/north-korea-hydrogen-test-washington-military-buildup.html

[5] La dinastía Choson, que gorberno Corea que gobernó desde 1392 hasta la invasión japonesa en 1910)

Sobre El Autor

Politólogo, nulo de religión.

Artículos Relacionados

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.