La creatividad es un recurso que nos ayuda a resolver problemas continuamente, según MacKinnon se conforma de un proceso que debe cumplir tres aspectos: una idea no frecuente, que se adapte a la realidad y por ende pueda resolver un problema, y que pueda evaluarse y desarrollarse hasta su aplicación final, otros autores, entre ellos Mayer definen la creatividad como una actividad cognitiva que nos da soluciones nuevas a un problema. Si bien hay infinidad de autores que la tratan de precisar, se puede concluir que, sin inventiva no hay progreso, por esto debemos ejercitarla continuamente.Sobre todo si nuestra profesión depende de ella, no basta comprar la mejor tecnología si no podemos emplearla de una manera beneficiosa para nosotros. El caminar, leer, realizar lluvia de ideas, jugar, platicar, escuchar música y demás técnicas producen un gran número de asociaciones pues motivan al cerebro a trabajar, sin embargo hay otra técnica que puede resultar igual de beneficiosa y es la meditación.

Clemente Franco en su trabajo de investigación “Efectos de un programa de meditación sobre los niveles de creatividad verbal sobre un grupo de alumnos de bachillerato” analizó sus efectos sobre los niveles de creatividad verbal (fluidez, flexibilidad y originalidad). La técnica de meditación consistía en dejar fluir los pensamientos, aceptando todos aquellos que brotaban en la mente, siendo a la vez conscientes del proceso de respiración en la zona del abdomen y repitiendo en la mente de manera simultánea un mantra o palabra.La duración de la técnica fue de 30 minutos, la cual se reforzó con otros ejercicios que tenían por objetivo separarse de los pensamientos y emociones para poder ser imparciales ante ellos.

Los resultados fueron notablemente positivos puesto que encontraron una mejora significativa en el desempeño creativo de los sujetos que experimentaron la meditación en comparación con los que no la realizaron.

Con esto podemos darnos cuenta que aunque no sea muy atractivo en primera instancia la autoconciencia y relajación, son probablemente herramientas eficaces para el desarrollo de nuestras ideas, es conveniente ver los diferentes tipos de meditación que existen para localizar cuál es la que mejor, toma en cuenta que cualquiera puede funcionar, lo importante es ser constante.

A la hora de meditar es importante la concentración, es uno de los aspectos básicos cuando ejercemos nuestra habilidad creativa, al principio será normal el no poder calmar todos los pensamientos inquietos que te vienen a la mente, este proceso lo puedes considerar como un diálogo interno y con el paso de los meses verás que va en disminución, incluso si durante el día  realizamos un ejercicio de respiración nos ayudará a tranquilizarnos y relajarnos lo que nos permite dar un espacio neutral en nuestra mente para tener perspectivas de lo que nos rodea. En la meditación es fundamental tener paciencia, por que algunos podemos encontrarlo aburrido ya que no estás haciendo algo con tu cuerpo, sino que simplemente dejas a tu mente fluir, pero con ello las ideas son más valiosas y tu calidad de vida mejora. Puedo concluir que la meditación es una herramienta creativa que nos ayuda a fomentar las nuevas ideas por medio de la relajación y concentración, así que te invito a practicarla.

Sobre El Autor

Mi carrera profesional inició en el sector privado el cual me dio la oportunidad de aprender los procesos que se realizan en una imprenta digital, también trabajé en los departamentos de diseño y publicidad de varias empresas de distintos rubros (equipos electrónicos, mueblero, productos naturistas). Posteriormente e impartido clases en varias escuelas de educación superior.

Artículos Relacionados

Una Respuesta

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.