La regimentación política de las masas en manos de las minorías, es una afirmación que hace el sociólogo Robert Michels en su disertación teórica de la ley de hierro de la oligarquía en su libro “Polítical Parties”. En esencia expone que las contraposiciones políticas por el poder se dan entre las viejas minorías y las nuevas minorías, es decir, todo el control siempre recae en las minorías.

Ya  Vilfredo Pareto había descrito un poco de ello en la teoría de élites,  no obstante, la diferencia es la relación que se guarda entre los intereses de una oposición política y los del régimen; R. Michels nos explica que dentro de los partidos políticos de oposición, sobre todo en los países de larga tradición constitucionalista, se forma una especie de “pandilla” dominante que se reconcilia con los intereses del régimen. En la naturaleza de la organización de las masas está, que recaiga en un grupo más o menos reducido de personas, Gaetano Mosca también lo había previsto, sin embargo, Michels llega a esta conclusión después de analizar las acciones del Partido Social Demócrata Alemán, cuestión que nos deja ver, según su pensamiento, la oligarquía siempre estará presente independientemente de las ideologías, pues la información es controlada por los dirigentes, dando paso así al ordenamiento de las cosas en interés del pequeño grupo dirigente en cuestión.

Esta introducción tiene que ver con las reuniones de los líderes sindicales de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE) con la Secretaria de Gobernación, para acordar las medidas en resolución del conflicto derivado de la mal llamada Reforma Educativa. A pesar de que los encuentros podrían ya haber garantizado la definitiva abrogación de la ley, no se llegó a ningún acuerdo.

El hecho de que la última reunión haya sido a puerta cerrada implica que las minorías pudieran aprovecharse de la situación, la lógica de la negociación sigue imperando y para efectos antidemocráticos dentro del movimiento, pues lo fue a puerta cerrada; sabemos que se exige una reunión y un debate público, sin embargo el tipo de acción que toma la CNTE es desesperada, acepta las condiciones y acto seguido se presentan los líderes, no podemos juzgar si es la CNTE  hablando integralmente, o los lideres quienes tomaron la decisión, ya que al ser actos delegativos se cae en el peligro de enjuiciar a todo el movimiento.

No todo es tan sencillo como un movimiento que sea en torno a un solo interés, existen dentro del sindicato diversos sectores socioeconómicos, como los maestros rurales y los urbanos, también diversas facciones, entonces no es una paranoia pensar que el movimiento pueda estar dirigido por intereses acotados.

 

Cuestionar el Movimiento

El sindicalismo defiende sus intereses, pero para no confundir, digamos que defiende sus cuestiones internas, en este caso, las que tienen que ver con lo inmediato y las que tienen que ver con la coyuntura, por ejemplo en la primera reunión de las dadas recientemente, el sindicato puso en la mesa un pliego petitorio con objetivos de resolución inmediata, en conjunto con los objetivos que son de coyuntura[1], esto hace que la información en los diarios sea difusa, como también que esta falta de consistencia, nos lleve a cuestionar la legitimidad del movimiento en su totalidad, pues no sabemos si las demandas son producto de una pequeña élite (minoría) o del movimiento en general. Después de la última reunión el comunicado del movimiento fue más claro y consecuente pues la mayoría de puntos a tratar con el gobierno abordaban la cuestión coyuntural de la reforma[2].

Reforcemos, en el documento expedido por la CNTE en el 2 de mayo de 2013 se proclama la democracia en contraposición del gobierno estatal, federal y la cúpula que mantiene el control del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE). Sin embargo, no identifica si los nexos con este sindicato son los que le afectan directamente, nexos que tendrían que darse por fuerza de jerarquía en las cúpulas de los dos sindicatos de acuerdo a las decisiones de movilización en conjunto o tensiones entre sus propias cúpulas, pues de otra manera pedirían disolver el sindicato o simplemente estar en oposición. En palabras del Movimiento:

 

“La democracia no sólo debe pasar por el ámbito educativo y su conducción, también debe cruzar por ofrecer a los maestros el derecho elemental de elegir libremente a sus representantes sindicales, negado durante décadas por el gobierno federal, gobiernos estatales y por la cúpula que ha secuestrado a nuestro sindicato. Demandamos la realización de Congresos Estatales y Congreso Nacional para elegir a una representación por los maestros de base. Es impostergable la DEMOCRATIZACIÓN del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación.”[3]

 

Después de todo es imprescindible la formulación de cuestionamientos en la opinión general sobre el movimiento, tenemos una larga tradición gubernamental de corporativismo, los sindicatos se han visto también como los partidos, en vilo, entre la caer en una verdadera resistencia obrera o política y haber caído en la polución del sistema político, como el caso del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE) que se adaptó a la competencia electoral y que aunque predominantemente Estatal, no era democrático ni transparente valga la redundancia.

De existir una ley de hierro oligárquica dentro de la CNTE, permitiría la continuación del proyecto liberalizador del Estado mexicano, que aunque diversos sindicatos aliados al gobierno han cooperado en el avance con un mecanismo de “flexibilidad corporativa” los efectos posteriores no necesariamente fueron los que se esperaban, trayendo desafíos grandes tanto al Estado como al mismo sector sindical; datos sobre esto se pueden ver en: (Bensusán y Middlebrook; 2013)

activism

Cómo contrarrestar la ley de hierro a corto plazo

El hecho está en que del sindicato emana gran parte del movimiento (de hecho casi todo), por otro lado hemos visto que diferentes causas han sido atraídas hacia el apoyo del movimiento magisterial en general y se han movilizado como lo es el sector salud, los estudiantes y los ciudadanos de diversas localidades. Nos damos cuenta que existe mucha desinformación propiciada tanto por el gobierno como por la inconsistencia a la hora de presentar demandas del mismo magisterio, entre las que son de coyuntura y las que son inmediatas  o a corto plazo, para mayor precisión las de la CNTE.

Para fines de proponer un rompimiento de la ley del hierro en la CNTE, recordemos el modelo teórico construido  por L.Gerlach y Virginia Hine, quienes proponían en teoría que los grupos (descentralizados, segmentados y reticulados) pudieran ser la solución para combatir la tiranía de las minorías dentro de movimientos sociales. (S.Tarrow; 2004)

1.-La descentralización prácticamente ya se está dando, los espacios en los que se debate la reforma educativa en los cuales se ha pasado también a ganar adeptos para el movimiento, han proliferado desde las universidades, hasta los foros colectivos de organizaciones de movimientos alternos al magisterial, moviendo el circuito de poder del circulo minoritario del CNTE hacia los espacios públicos que pueden ahora generarle mayor información y dirección al movimiento, siendo consistentes, cabe decir que esto es reconocer no sólo a un grupo de líderes sino, hacer participe a la población de la dirección del movimiento.

2.- La segmentación ya tiene sus bases en los mismos grupos que están organizando foros, debates y que crean información para todos, se trata de grupos o células que puedan combinarse o dividirse para formar organizaciones que no permitan una centralización, en el caso de los muy grandes, como las universidades públicas, habría que dividirse o combinarse con un grupo de maestros de la CNTE; en el caso de grupos pequeños, adherir a grupos más o menos pequeños de la CNTE brindándoles un apoyo independiente en cuestión de tomar decisiones deliberadamente (valdría la pena decir que en particular importan los grupos que están menos identificados con las cúpulas de la coordinadora).

3.- La reticulación se da en estructuras complejas, una vez adquirido el potencial de los dos últimos puntos, el núcleo dirigente del CNTE podría debilitarse y así las relaciones interpersonales fuera de la dirección de los líderes serían más fuertes en una estructura dónde no se sientan desanimados por las jerarquías de la estructura sindical.

Todo esto traería grandes beneficios como cambiar los repertorios de acción, mantener la salud del movimiento, como franquear una resistencia que no lleve a plantones cansados y desgastantes para los maestros, una organización más democrática y más legitima a ojos de los observadores.

 

Bibliografía:

 

  1. Graciela Bensusán y Kevin J. Middlebrook; Sindicatos y política en México : cambios, continuidades y contradicciones, ; traducción, Lucrecia Orensanz. México : FLACSO México : UAM-Xochimilco : CLACSO, 2013.
  2. En Sidney Tarrow; El Poder en Movimiento “Los Movimientos Sociales, La Acción Colectiva y la Política”, Alianza Ensayo; Madrid, 2004.

 

 

 

 

 

[1] http://www.milenio.com/politica/puntos_tratar_reunion_CNTE-reunion_CNTE_Segob-Oaxaca_violencia_Nochixtlan_0_760724207.html

[2] http://www.alertachiapas.com/2016/06/23/comunicado-oficial-de-la-cnte-respecto-a-la-reunion-con-segob/

[3] Documento, Propuesta Educativa CNTE “Hacia la Educación que Necesitamos los Mexicanos” P.14

Sobre El Autor

Politólogo, nulo de religión.

Artículos Relacionados

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.