Personalmente, varias veces había pensado que la ropa de diseñador, el mundo de la moda en general, suponía hablar de frivolidades y de una fijación extrema en cómo luce una persona con determinadas prendas encima y, peor aún, cuánto “vale” por ello. Sin embargo, esto no es estrictamente así. (Empero, lo que sí creo, es que muchos diseñadores actuales, de tendencia, buscan idealizar la imagen de una persona de maneras irreales. Pero ese es otro tema).

La moda es una parte importante del diseño. Contempla no solo hacer un vestido bonito o un traje elegante, sino entender que estas prendas dicen algo: las prendas de diseñador hacen un verdadero statement. En otras palabras, los diseñadores de moda reales llegan a ser unos artistas.

La historia de la moda (sí, la hay) nos muestra grandes ejemplos de diseñadores que innovaron en las vestimentas que crearon, que si bien son ropa, hechas de tela, tal como las que hoy en día vestimos, supusieron un giro con repercusiones muy grandes en lo social, e incluso en propios acontecimientos históricos de relevancia a la humanidad.

“La moda no es solo ‘moda’” es una breve serie de la que voy a escribir, retomando a figuras famosas de la historia del diseño de modas. No soy un experto en moda (sí, también los hay), pero conocer los vestigios de esta rama del diseño es una forma de ampliar nuestros conocimientos en cuanto a éste, ampliar la visión creativa y un poco nuestra cultura visual. Por tanto, muchas cosas que escriba en esta serie, estoy seguro que las descubriremos juntos.

Para comenzar, hablaré de Vera Maxwell, quien es mayormente recordada por innovar en la ropa deportiva para mujer, pero que también elevó el sentido de elegancia y sobriedad en las vestimentas del “día-a-día” de los años 30 a la década de los 80.

photo31-494x370Vera Huppe Maxwell nació en Nueva York. Estudió Ballet y fue modelo durante sus años jóvenes, pero encontró su vocación en la costura y la creación de ropa. Se volvió famosa durante la década de los 30, como diseñadora en otras manufactureras, época durante la cual creó el “vestuario para el fin de semana” (“Weekend wardrobe”), que incluía dos sacos, dos faldas y un par de pantalones de vestir, la “wrap around jersey blouse” (blusa que se sujeta por un lado, envolviendo el cuerpo) así como los trajes con chaqueta y falda. Gracias al reconocimiento de sus creaciones, fundó su propia firma, Vera Maxwell Originals en 1947.

Modeliswearingabrowncoatdressinwoolt

Sus clásicos diseños se volvieron iconos de la época, pues eran hechos a la medida (Haute couture, término francés que refiere a las prendas a la medida del cliente) pero adecuados para vestir de manera diaria. Conjuntos y trajes, vestidos y chaquetas, conformaban los principales productos de la firma, con gran influencia de la ropa para hombre y con el uso de decolorantes naturales para producir los característicos tonos otoñales (ocres) de sus prendas.

Por otra parte, incursionó, con su particular estilo, en la ropa deportiva (sportswear) para dama. Fue una de las primeras diseñadoras norteamericanas en utilizar la “Ultrasuede”, una tela sintética de microfibra compuesta de poliéster y poliuretano no fibroso. Sus diseños deportivos se caracterizaron por chaquetas discretas en conjunto de faldas y blusas austeras, pero elegantes. Los colores siempre sobrios y clásicos. Algunos conjuntos que realizó fueron ropa para después de esquiar, outfits para tennis y ropa para equitación.

images-3

De este modo, particularmente encuentro dos legados principales de Vera Maxwell:

  1. La ruptura entre la ropa masculina y la femenina: Maxwell no solo inspiró sus trajes en la ropa masculina, sino que lo adecuó a la elegancia clásica de la mujer de los 30 y los 40. Un vestido o una falda, con una chaqueta larga o un saco encima, no era algo común de ver, pero se transformó en un icono de la elegancia en el vestir de la mujer.
  2. La moda de alta costura, como vestimenta diaria: Lo cual no supuso la degradación del estatus de estas prendas, sino de una adecuación inteligente de vestimenta fina para un acontecer diario, sobre todo en la moda femenina. Actualmente esto no sucede así, la moda de alta costura se limita a las pasarelas y eventos de moda.

Vera Maxwell se retiró definitivamente en 1985, y falleció en Puerto Rico en enero de 1995. Actualmente, muchas de las piezas que creara Maxwell se comercializan como ropa vintage.

Nota: Expertos y conocedores en moda: ¿Sugerencias, correcciones o comentarios para esta serie? Los invito a dejar un comentario aquí o enviarme un correo a: alanmartz@outlook.com

Sobre El Autor

Artista digital. Diseñador. 27

Artículos Relacionados

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.