¿Glasper-que-cuá?

El alemán es un idioma que me parece atractivamente complejo, tanto en pronunciación como en entendimiento, en sí. Para los que sabemos lo básico (Hallo, guten tag, ja, nein, Ich sprechen Deutch) o que de plano no saben nada, la pronunciación va algo como <glans-pasch-pial>.

Se trata de un dúo de electro-pop surgido en Stockach, Alemania, en 2003, conformado por la vocalista principal Caroline Niemczyk y el tecladista Daniel Grunenberg (quienes además parece que son pareja). Son autores de su propia música y letras. Hasta 2011, compusieron para otros artistas, pero la fama llegó y consiguieron reconocimiento en varios concursos televisivos en Alemania. “Echt” fue el sencillo que los impulsó, por lo que para el lanzamiento de su primer disco debutaron en un honroso puesto 15. Sin embargo, el estrellato para el dúo llegó tras lanzar su verdadero álbum LP, “Grenzenlos” (“Infinito”, en español), en 2013, lo que los colocó en el top ten de las listas en toda Alemania. De este material se han desprendido singles con gran éxito, pero uno que particularmente los acomodó como pioneros de su género y los hizo un poquito conocidos más allá de las fronteras germanas fue “Nie Vergessen” (“Nunca olvidaré”).

Personalmente, fue este single el que me llevó a apreciar la innovación de Glasperlenspiel. Su sonido es fresco, pegajoso (en la buena manera), ligero y ESCUCHABLE; proponen algo nuevo en medio de la oleada de electro-pop empalagoso que ha invadido los charts en inglés (A.K.A. ¡ya todo mundo graba canciones exageradamente electrónicas!). Aunque por un margen de tiempo breve llegó después de que descubriera a Glasperlenspiel, me parece que “Grenzenlos” es del estilo del “Random Access Memories” de Daft Punk, claramente exceptuando el guiño setentero que éstos últimos reiteran en su álbum: más que nada por el hecho de que ambos poseen sonidos mayormente sintéticos, pero ligeros y agradables.

Es verdad que no capto ni una línea seguida de la letra de la canción, aunque viendo el video uno más o menos hila de qué va, aunado a la traducción del título de la rola. Si saben alemán, pues qué mejor para cantarla en su auto; si no, les aseguro que no tendrán inconveniente en no entender: reitero que una característica de la canción es que es escuchable.

El nombre del dúo está tomado de la novela futurística del premio Nobel de literatura, Hermann Hesse, “Das Glasperlenspiel” (traducida como “El juego de los abalorios”, 1943).

Afortunadamente, “Grenzenlos” está disponible completo en la tienda de México de iTunes. Abajo pueden ver el video de “Nie vergessen”.

Un poco de variedad a nuestros playlist, no hace daño.

 

 

Sobre El Autor

Artista digital. Diseñador. 27

Artículos Relacionados

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.