Bueno, pues se ha terminado la participación de la Selección Mexicana en el mundial Brasil 2014.
Muchas personas se levantaron muy temprano el día domingo con la esperanza de lograr el tan esperado quinto partido, y hacer historia. Desafortunadamente no se logró completar la hazaña y habremos de volver a la normalidad tan pronto podamos; y digo esto porque recientemente me encontré algunos artículos que hablan sobre este tema. Algo que incluso algunos expertos llaman Depresión postmundial.

No es de extrañarse que después de esperar otros cuatro años, el país quede conmocionado al llegar a estas instancias y quedar tan cerca de lograr lo inesperado e ir en contra de los pronósticos en las casas de apuestas. Un evento de tal envergadura que concentra la competencia por excelencia en la mayoría de los países del mundo puede llegar a generar una gran cantidad de presión o nerviosismo para los espectadores.

Según ciertos estudios, tras la eliminación de México del mundial en muchos trabajadores será necesario dejar pasar un poco de tiempo para “olvidar” la fiebre mundialista, reconocer la derrota y volver a enfocar todos sus esfuerzos al trabajo y las actividades cotidianas. Se habla incluso de un proceso que puede tomar algunas semanas y en el que puede ser necesario el apoyo del equipo de trabajo y del personal de recursos humanos principalmente; entre más apoyo se tenga más fácil y rápido será llevar a cabo esta transición.

Espero que ninguno de ustedes esté pasando por esta etapa, pero al saber que esto es una realidad es necesario tomar medidas al respecto, por lo que evidentemente se hacen recomendaciones para poder librar los efectos de esta depresión. Dentro de estas sugerencias se hace especial énfasis en la realización de actividad física para liberar la tensión y distraer la atención en otros temas. Otras recomendaciones son:

– Salir con la familia. Esta es más que obvia y la más recomendada. Evitar pasar tanto tiempo en soledad y aprovechar para compartir momentos con la familia y los amigos al menos durante un fin de semana tranquilo.

– No ver las repeticiones del partido. Lo pasado, pasado. Si queremos seguir viendo los últimos partidos del mundial está bien, pero evitar en mayor medida las repeticiones, resúmenes, opiniones, controversias y noticieros deportivos (mientras todo vuelve a la normalidad).

– Hacer deporte. Por contrastante que parezca, incluso la practica del fútbol nos ayuda, ya que favorece en la generación de sustancias benéficas para la concentración del cerebro. Además nos ayuda a sacar el estrés y sentirnos las estrellas de nuestro propio mundial: ahora todos queremos jugar de porteros y ser Memo Ochoa 🙂

– Hablar con los amigos y personal de la oficina. Si el rendimiento en el trabajo se ve disminuido, lo mejor es hablar con los compañeros o personas competentes para encontrar una solución que permita volver a dar rumbo al barco. Todos formamos un equipo y hay que jugar en equipo.

Así pues, habrá que esperar otros cuatro años para volver a entrar en esta competición.
No sabemos si la historia se repetirá o si ahora sí se forjará una nueva, de lo que si podemos estar seguros es que debemos disfrutar estos eventos de manera responsable y continuar con nuestras actividades diarias.

México hizo un buen papel y eso hace sentir satisfecho a la gran mayoría de los aficionados. Bien hecho!!!
Saludos y suerte a los equipos que aún siguen participando.

Si perdemos, continuaremos siendo el mejor equipo del mundo. Si ganamos, seremos eternos.
– Pep Guardiola

Sobre El Autor

Consultor tecnológico. Amante de la tecnología y del desarrollo de nuevos productos y mercados. Creyente en el conocimiento, colaboración, trabajo en equipo y la creación de alianzas para poder generar innovación.

Artículos Relacionados

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.