A pesar de que este nuevo artículo lleva como título el nombre de una dama, en ningún momento se trata de una declaración de amor (aprovechando que seguimos en el mes de febrero) o una dedicatoria especial a alguien en particular; más bien, se intenta hacer referencia a la chica que vive en el País de la Maravillas.

¿Porqué? Simplemente porque en esta semana, este libro salió a relucir en una plática que tuve con una amiga.

Muchas veces pretendemos encasillar a las personas en ciertos estereotipos o les adjudicamos etiquetas sobre ciertas características que pudieran tener (positivas y negativas). En el caso de los libros, sucede algo muy similar, siempre buscamos clasificarlos en un género  o estilo literario en particular. Pensándolo bien, esto ocurre prácticamente con todo lo que nos rodea, tenemos la tendencia a querer clasificar todo.

No tornaremos este artículo en cuestiones muy profundas o filosóficas y nos limitaremos a analizar el caso de los libros, y muy en concreto el protagonizado por la chica antes mencionada, ya que a mi muy personal parecer se trata de un libro difícil de clasificar ya que toca una gran cantidad de temas tan variados entre sí, y de estilos que solamente una persona muy versada en el mundo literario podría atreverse a clasificarlo en un grupo en particular.

En primer punto debo reconocer que existe, de mi parte, un poco (bastante en realidad) de envidia de la buena para con el escritor de tan singular libro, y es que estamos tan acostumbrados a que la mayoría de las personas que escriben libros son doctos de las lenguas, que cuando sabemos que un matemático (Lewis Carroll) es el escritor de esta magnífica obra, resulta increíble reconocerlo.

Muchas personas, además, han comparado esta obra con otras de gran importancia como el singular Quijote de la Mancha, y es que la capacidad de crear mundo alternos a la realidad y la forma en cómo se van mezclando los distintos escenarios en función de lo que el protagonista considera real, hacen que al final se cree una única realidad llena de momentos por demás asombrosos.

De la misma forma, debido al origen matemático del escritor, han quienes afirman y encuentran en el libro una gran cantidad de referencias a conceptos matemáticos tales como límites, máximos relativos, máximos absolutos, teoría de números, propiedades reflexiva y simétrica de una relación, propiedades de rectas y circunferencias, entre otros.

También se hace mención que en muchos sentidos se trata de una crítica a varios sectores de la sociedad, la forma de ser de los adultos, el comportamiento y la creación de las costumbres, el seguimiento a las leyes, el actuar de las personas en el poder, y más en específico de la reina Victoria.

Si bien todas estas aseveraciones son ciertas, es un hecho que Alicia en el País de las Maravillas no se trata de un simple cuento para niños (aunque en la forma lo sea) ya que se trata además de un conjunto de expresiones de lo que representa la sociedad, en perfecta armonía con teorías de lógica.

En el País de las Maravillas no aplican las mismas reglas que en el “Mundo Real”, sin embargo se rige por leyes que la Lógica no podría refutar.

Es por todo ello que, además de recomendar este libro, quiero resaltar el gran valor que trae consigo la interpretación que cada persona hace de la obra, ya que sin importar quien lo lea, siempre dejará algún mensaje lleno de sabiduría y que hará reflexionar sobre lo que estamos acostumbrados a hacer en el día a día y lo que en realidad tiene importancia en nuestro actuar en sociedad.

“Me pregunto si he cambiado en la noche. Déjame pensar. ¿Era la misma persona cuando me levante esta mañana? Casi pienso que puedo recordar sentirme un poco diferente. Pero si no soy la misma, la siguiente pregunta es ¿quién soy en el mundo?…”

Lewis Carroll

Alicia en el país de las Maravillas.

Sobre El Autor

Consultor tecnológico. Amante de la tecnología y del desarrollo de nuevos productos y mercados. Creyente en el conocimiento, colaboración, trabajo en equipo y la creación de alianzas para poder generar innovación.

Artículos Relacionados

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.